CULTURA NEWS

EDUARDO JAUDENES DE SALAZAR DIRECTOR

 

ARTE  BUSINESS  CULTURA  FASHION  GOLF  RESTAURANTES  SALUD  SOCIEDAD  SYBARIS  VIAJES  OPINIÓN ECONEWS PORTADA

 

PREMIOS ¡BRAVO!

 

EDITORIAL CRITICA PRESENTA EL INSTANTE MÁS OSCURO

 

https://pbs.twimg.com/media/DR9bOJwU8AAmy6_.jpg:thumb

ANGEL VILLAZON TRABANCO PRESENTA: LOS TACOS DE HUILTACOCHE Y LOS ENANOS

 

 

 

 

 

Indice

 

EDITORIAL CRITICA PRESENTA EL INSTANTE MÁS OSCURO

 

 

 

 

El instante más oscuro. Winston Churchill en mayo de 1940 es un libro de adquisición obligada para todos los amantes de la historia.

 

Muy bien escrito por Anthony McCarten.

 

Impecablemente editado por Editorial Crítica.

 

No puede faltar en ninguna biblioteca que se precie.

 

El libro de la película consigue el Globo de Oro a mejor actor dramático gracias a la interpretación de Gary Oldman

 

Este es el relato del tiempo angustioso que vivió Gran Bretaña en mayo de 1940, desde el día 10, en que las tropas de Hitler iniciaron la invasión de Holanda, hasta el 29, cuando los soldados británicos y franceses derrotados por los alemanes embarcaron en Dunquerque para refugiarse en Inglaterra. Esta es una historia que se suele narrar en tonos de epopeya, pero que aquí se revive en torno a la figura de Winston Churchill, de acuerdo con la verdad de aquellos días inciertos, reconstruida con una amplia documentación, que incluye las discusiones del gobierno, y con los testimonios de sus contemporáneos. McCarten nos muestra las dudas de unos días en que se pensó seriamente en negociar con Hitler, aceptando la victoria que había puesto Europa entera en sus manos, y nos descubre la evolución que llevó a Winston Churchill a manifestar, el 4 de junio, su voluntad decidida de no rendirse, aunque hubiese que luchar contra los alemanes en las playas, en un discurso que iba a cambiar el rumbo de la historia.

 

Temática:

Historia | Historia contemporánea

Historia | Historia de Europa

Historia | Personajes históricos

Historia | Segunda Guerra Mundial

Colección: Memoria Crítica

Número de páginas: 328

 

Indice

 

 

ANGEL VILLAZON TRABANCO PRESENTA: LOS TACOS DE HUILTACOCHE Y LOS ENANOS

 

LOS ENANOS

 

 

LOS ENANOS  de ÁNGEL VILLAZÓN TRABANCO, 2017 es un libro de adquisición obligada para todos los amantes de la narrativa.

Un libro que es la mejor medicina para el alma

 

Con LOS ENANOS  descubrimos que no hay nada más peligroso que la ignorancia.

 

Un libro que nos descubre la verdad de las mentiras.

 

El libro libre de mordazas.

 

Leyendo este magnífico libro confirmamos que leer, viajar y pensar son tres cosas dignas de ser amadas

 

A través de unos personajes imaginarios, se realiza una crítica que roza el sarcasmo, hacia personas y organizaciones políticas, religiosas, y sectarias que piensan que solo hay una forma de vivir, de pensar, y de organizar la vida de la sociedad, y que es las de ellos.

 

Para conseguir esta forma de pensamiento único, se amparan en todo tipo de maniobras manipulativas y coercitivas para condicionar la conducta de los ciudadanos enanos, desprotegerlos de forma paulatina de sus derechos y hacerse con sus dineros. Esta manipulación se realiza a través de personajes como los “infladores de gorras”, “los sopladores de farfollas”, “los aconsejadores”, “ los vigías del sueño”, así como de otros personajes pertenecientes a una supuesta “iglesia de las cinco deidades”.

 

Todos estos grupos de enanos están orgullosos de realizar la labor que hacen y colaboran para conseguir cada cual sus objetivos, siempre a costa de aquellos que no se atreven a liberarse del yugo de su esclavitud.

 

LOS ENANOS  es una mirada crítica, razonable e ilustrada, que nos hace entender la realidad y nos divierte viéndola.

 

Un libro que no puede faltar en ninguna biblioteca que se precie.

 

ÁNGEL VILLAZÓN TRABANCO es Ingeniero Industrial Superior, Doctor en Dirección y Administración de Empresas y estudios complementarios en la Universidad de California ad Los Ángeles (UCLA) ha prestado sus servicios, en el área de marketing y ventas de productos industriales, en diversas multinacionales. Ha escrito, sobre estas disciplinas, multitud de artículos para publicaciones de alto nivel.

Actualmente se dedica a la Consultoría de Marketing de productos industriales en el entorno de la investigación de mercado.

 

Pero como las ciencias y las letras son compatibles después del éxito obtenido con sus relatos: Goces y sufrimientos en el medievo (Edición Punto Didot) y Los tacos de huiltacoche (Edición Punto Didot) llega al mercado su último libro

 

LOS ENANOS 

    Formato: PDF - DRM

    Editorial: EDICIÓN PUNTO DIDOT

    Lengua: CASTELLANO

    Año edición: 2017

    ISBN: 9788416893621

 

LOS TACOS DE HUILTACOCHE

 

 

LOS TACOS DE HUILTACOCHE  de ÁNGEL VILLAZÓN TRABANCO es un libro de adquisición obligada para todos los amantes de los relatos.

 

Escribir es un medio al servicio de un fin, el progreso de la humanidad y con sus escritos ÁNGEL VILLAZÓN TRABANCO cumple con este fin.

 

LOS TACOS DE HUILTACOCHE  como libro es la mejor medicina para el alma

 

Un libro que nace hijo de la cultura.

 

Este libro es una mirada crítica, razonable e ilustrada, que nos hace entender la realidad y nos divierte viéndola.

 

Un libro que no puede faltar en ninguna biblioteca que se precie.

 

A través de una concatenación de relatos/estampa, de una forma lúdica, y con un gran contenido sarcástico, se van maridando lo estrictamente literario con la exposición de las viandas más características de México.

 

Los protagonistas de la acción son una cofradía de demonios subalternos, pero bastante bien organizados, que tienen como último fin, y como naturalmente es su obligación, la corrupción y dominio sobre determinados estamentos sociales.

 

El marco donde se desarrollan los acontecimientos está ubicado en el ambiente colonial, por lo cual aparecen en él los personajes más característicos de esa época, como el virrey, los nobles, y la inevitable presencia de los eclesiásticos de turno.

 

El autor se vale del simple artificio de exponer una narración cargada de una soterrada pero evidente sátira social, combinada con una amenidad que se hace muy agradable para el lector.

 

Se escapa de ser el clásico “libro de cocina”, aunque también aparecen, al final de cada capítulo, las correspondientes recetas culinarias.

 

Cumple la publicación la doble vertiente de dar a conocer los placeres de la mesa mexicana, divirtiendo.

 

Es una auténtica delicia leer las aventuras de los pobres diablos.

 

Los tacos de huiltacoche (Edición Punto Didot)

de Ängel Villazón Trabanco

Tapa blanda en papel y ebook

Editorial: EDICIÓN PUNTO DIDOT

Lengua: CASTELLANO

ISBN: 9788416681402

 

INDICE

 

PREMIOS ¡BRAVO!

 

 Premiados

El Jurado para la concesión de estos “Premios ¡Bravo!” ha estado compuesto por  Mons. Joan Piris Frígola, obispo emérito de Lleida y miembro de la CEMCS, que actuó como presidente; y los vocales: Dña. Asunción Escribano, decana de la Facultad de Comunicación de la UPSA; D. Rafael Ortega, presidente de la Unión Católica de Informadores y Periodistas de España (UCIP-E); D. Jesús de las Heras, director de la revista “Ecclesia”; Dña. Camino Cañón, directora de la BAC; D. José Luis Restán, director editorial de la Cadena COPE; D. Ulises Bellón, director del departamento de Prensa de la CEMCS; D. Juan Orellana, director del departamento de Cine de la CEMCS; y D. José Gabriel Vera, director de la Oficina de Información y del Secretariado de la CEMCS, que actuó como Secretario del Jurado.

Palabras de Julián del Olmo

En nombre de los premiados ha ofrecido unas palabras de agradecimiento el sacerdote y periodista Julián del Olmo quien ha manifestado que  “<Los Bravo> son los “Ondas” de la Comunicación de la Iglesia Española y para los premiados es un gran honor recibirlos. El escenario de la entrega de los “Bravo”, en la sala de Plenos de la Conferencia Episcopal Española, nos enraíza a los premiados con los valores humanos, sociales y cristianos que promueve la Iglesia”.

“Para “<vender>, ofertar, la Buena Noticia –explica Del Olmo-  la Iglesia tiene que “salir” al Mercado de la Comunicación sabiendo que es un Mercado exigente y competitivo. La Iglesia dispone de “buenos productos”, más que muchas organizaciones e instituciones que habitualmente están de actualidad. El Papa Francisco ha dado la receta: “la Comunicación de la Iglesia tiene que transmitir la alegría del Evangelio”.

Discurso de Mons. Ginés García Beltrán Obispo electo de Getafe

Queridos Hermanos Obispos, Querido Secretario General de la Conferencia Episcopal, Queridos Premiados de esta edición (ya la número 47 de los premios ¡Bravo!),

familiares y amigos de los galardonados, amigos todos.

Esta casa, sede de la Conferencia Episcopal

Española, como cada año, abre hoy sus puertas a un acontecimiento festivo, celebrativo. El salón de la Plenaria, donde se reúnen todos los obispos de España, os acoge hoy a vosotros para celebrar la entrega de los Premios ¡Bravo! otorgados por la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social. Tiene lugar, como hacemos habitualmente, en torno a la fiesta de S. Francisco de Sales, patrono de los

periodistas. Es un acontecimiento alegre porque premiar es reconocer y significar un trabajo bien hecho. En el mundo de la comunicación,

las instituciones no siempre sabemos situarnos.

Además, en los últimos años, una nueva comunicación ha irrumpido en nuestras vidas de manera creciente a través de nuevos medios y nuevas tecnologías, y por todos los cauces posibles e imposibles.

En la Iglesia, sin embargo, os queremos sentir como compañeros de viaje; compartimos con vosotros un deseo de conocer la verdad y de darla a conocer y, en la medida en que compartimos esos objetivos, estamos con vosotros en el mismo camino.

Además de un reconocimiento, en este día queremos hacer un agradecimiento, porque nuestra sociedad no debe sólo reconocer lo que hacéis sino también agradecerlo. Pocas instituciones como nosotros aprecian lo difícil que es comunicar bien. Por eso, nuestro agradecimiento se dirige al servicio que prestáis a la sociedad y a vuestra aspiración de construir una sociedad más amable y

, por tanto, más humana. Ese servicio que se concentra en la responsabilidad de acercar la verdad. Los profesionales soléis decir que sin periodismo no hay democracia. Esta afirmación es consecuencia de otra anterior: sin verdad no hay democracia. Por tanto son necesarios servidores de la verdad, comunicadores, periodistas que hagan posible la democracia con su trabajo.

Agradecimiento y reconocimiento por tanto a todos los premiados.

Algunos como Julián del Olmo, nuestro ¡Bravo! especial este año, acumuláis ya experiencia en estas lides y no por la edad, como pensarán algunos, sino por la calidad. Una calidad profesional que está, en tu caso, al nivel de la calidad personal y humana de la que tantos de los que estamos por aquí somos testigos y beneficiarios.

La Iglesia en España, y esta Comisión Episcopal en particular, te agradece y te reconoce hoy por este premio tu trabajo en RTVE, en el programa Pueblo de Dios. Tu buen hacer que nos ha acercado al mundo real, a los que no tienen voz, pero también tu trabajo sacerdotal que te acredita delante de tus compañeros, creyentes o no, como un pastor cercano y acogedor. Gracias, querido Julián.

David Arratibel, Sergio Martín o Pepe Domingo Castaño, también tenéis larga experiencia en recoger premios. No sé si alguno de los que tenéis ya en radio, televisión, o los que han venido este año en cine, os han llegado de la Iglesia. Si es el primero, os deseo que no sea el

último, porque sería un signo manifiesto de que vosotros y nosotros estamos en un camino apropiado.

Antonio Pampliega e Íñigo Pírfano utilizáis la comunicación para acercarnos a los que están al otro lado: al otro lado del Mediterráneo, al otro lado de la valla, al otro lado de la paz, y a los que tristemente se han quedado en el medio de su viaje. Muchas gracias y os pedimos, no os canséis de hacerlo.

Hirukide con 2más2 Comunicacióny 2:59 Films también han puesto nuestra mirada en quienes no están lejos pero a veces están olvidados, y Aleteia ha puesto su portal entre quienes construyen digitalmente una imagen del ser y de la misión de la Iglesia más real,

alejada de tópicos, intereses o imágenes prefabricadas.

Al final, pero no las últimas, las diócesis de Cartagena y Santander, que siempre con medios limitados han realizado un trabajo ilimitado para dar a conocer los Años Santos de Caravaca y Liébana.

¡Enhorabuena!

En la función de enseñar del Obispo no está la función de enseñar comunicación, pero el contacto con vosotros me lleva a algunas reflexiones como un destinatario más de vuestro trabajo. En vosotros y en vuestros compañeros del imprescindible mundo de la comunicación pongo mi confianza para informarme de aquello a lo que yo no alcanzo.

La comunicación es una función social muy importante en este tiempo porque el relativismo de hace unos años está dejando paso a un nuevo panorama en el que surgen nuevas y serias dificultades nada pequeñas. Citaría tres.

En primer lugar la aparición de una nueva verdad, definitiva, absoluta, indiscutible: la posverdad. Esa verdad que no tiene vínculos con la realidad sino con los sentimientos, los deseos, los consensos, las preferencias o las apetencias. El mundo sigue necesitado de la verdad para crecer, y por tanto necesita servidores de la verdad en la comunicación.

La segunda dificultad, ocasionada por la expansión de la comunicación a través de las redes sociales, ha sido llamada filtros burbuja. Como denunció Eli Pariser hace algunos años, internet iba a ser la clave para ofrecer una sociedad transparente que permitiera a la democracia extenderse y consolidarse en todos los países. Sin embargo, la red y las redes aprenden nuestra forma de pensar y empiezan a ofrecer contenidos adecuados a lo que somos y lo que creemos, recortando notablemente la realidad. Internet está actuando como un filtro más que limita mi conocimiento del mundo.

Por otra parte, el conocimiento tan profundo de las personas que genera internet y la consecuente capacidad de segmentar las audiencias con una precisión inimaginable le ha convertido en una herramienta indispensable para la difusión de ideas, productos y servicios. Hoy, el control de la sociedad, de lo que pensamos y de aquello sobre lo que pensamos, es más posible con internet.

Una tercera dificultad es la proliferación de noticias al servicio de ideologías. El riesgo permanente de comunicar nuevos escenario

s que no responden ni a la realidad de lo que ocurre, ni al interés de las personas, ni al servicio público. Es comunicación al servicio de

intereses particulares que fácilmente desembocan en división, separación y enfrentamiento.

Es verdad que la tensión, el quebranto y la polémica dan más réditos de audiencia, pero también dejan una sociedad más deshilachada y menos cohesionada. Es imprescindible superar el discurso del enfrentamiento en nuestros medios, el de la confrontación, la tensión o

el odio que es tira y visibiliza los extremos y acaba por romper la sociedad.

El periodismo no puede contribuir al quebranto de la sociedad sino a la cohesión de sus miembros; al conocimiento de las razones de los demás y de las propias para facilitar la comprensión de que todos buscamos lo mejor. El servicio al bien común es un servicio a los proyectos comunes que no dividen ni fracturan sino que suman y acaban multiplicando.

Los medios de comunicación, los profesionales y las empresas tienen que estar al servicio de las personas y apartarse de las servidumbres a las que obligan las ideologías, las cifras de audiencias y las cuentas de resultados.

Dentro de unos días celebraremos S. Francisco de Sales, patrono de los periodistas, al que nosotros queremos pedir hoy la vuelta, a un periodismo de prestigio.

Un periodismo que contrasta las fuentes, que es riguroso con el género periodístico, que ofrece datos y argumentos, que es capaz de rectificar, que incluye su fe de erratas. Un periodismo con periodistas, con profesionales, conscientes de su trabajo y amantes de la verdad y de la dignidad de una profesión que humaniza. Sin periodistas de vocación y oficio la comunicación acaba inundada de mediocridad, de medias verdades, acaba ahogado en intereses extraños.

A esa comunicación verdadera contribuís vosotros y por eso estamos aquí. No sólo por vuestro pasado, que hemos querido premiar con estos premios ¡Bravo! sino, también por el futuro más luminoso en el mundo de la comunicación que vosotros podéis alumbrar.

Muchas gracias.

 

INDICE